QUEMADURAS SOLARES, ¿CÓMO TRATARLAS?

Las quemaduras solares son el resultado de una sobreexposición de la piel a los rayos UV del sol. No protegerse bien de la intensidad del sol, olvidarse de aplicar el fotoprotector o usar un fotoprotector inadecuado suelen ser los principales causantes de este problema, y aunque los síntomas son temporales, el daño cutáneo a largo plazo, puede tener efectos graves como el melanoma. Hay que tener en cuenta que el cáncer de piel es el resultado de los daños causados por el sol en la niñez, por ello es vital prevenirlos.estarbien_starbucks_como_protegerse_del_sol

Pero, ¿qué hacer cuando ya es demasiado tarde y detectamos que nos hemos quemado?

La manifestación de los primeros síntomas y signos de una quemadura solar varía entre 1 y 24 horas, y alcanza su punto álgido a las 72 horas. Entre ellos se encuentran:

  • Enrojecimiento e hipersensibilización de la piel.
  • Elevación de la temperatura de la zona quemada
  • Presencia de ampollas (pueden desarrollarse pasadas unas horas o días desde la sobreexposición).
  • Descamación la piel quemada.
  • Reacciones severas. BUSCAR ASISTENCIA MÉDICA SI APARECIERAN:
    • Ampollas grandes y dolorosas.
    • Dolor de ojos y sensibilidad a la luz.
    • Sed exagerada.
    • Fiebre.
    • Escalofríos o náuseas.
    • Erupción.

Para tratar la piel quemada es importante:

1. Beber agua o zumos para compensar la deshidratación que producen las quemaduras en la piel.

2. Refrigerar la piel dañada mediante baños o duchas frías, o mediante la aplicación de compresas húmedas y frías durante 10 a 15 minutos, varias veces al día, pero nunca se debe aplicar hielo en la zona.

3. Aplicar productos calmantes y que hidraten la piel. Los componentes más efectivos que ayudan a aliviar el dolor y la inflamación de la piel son la centella asiática, la vitamina E, la lavanda, el ácido hialurónico o el gel de aloe vera. En casos más graves se puede aplicar una pomada con algo de corticoide como la hidrocortisona, pero NUNCA se deberán aplicar ungüentos y lociones que contengan anestésicos locales (como benzocaína o lidocaína) u otros fármacos sensibilizantes, pues provocan irritación e incrementan el riesgo de dermatitis de contacto alérgica.

4. También se  deben evitar las cremas muy grasas u oclusivas pues éstas empeoran los síntomas e impiden la cicatrización.

5. Si la piel presenta ampollas, es preferible dejarlas intactas o protegerlas con una gasa si se han abierto o se pueden romper

6. Para tratar el dolor y la inflamación se pueden utilizar medicamentos como el ibuprofeno o el paracetamol.

7. Es muy importante dejar descansar la piel varios días hasta que se cure la quemadura antes de exponerse de nuevo al sol.

Si has sufrido una quemadura solar y no sabes qué producto puedes aplicar en la zona dañana, pregúntanos y te indicaremos cuál es la loción más adecuada para tí de entre toda la gama de productos hidratantes y calmantes que disponemos. Visítanos en la calle Príncipe Carlos número 50.